Estudios para la construcción de edificios con arena y agua. TAPIAL


 Monasterio de Kagbeni, (1429)  Nep

El secreto del éxito de un castillo de arena podría ayudar al renacimiento de una técnica antigua,  respetuosa con el medio ambiente, según un estudio dirigido por la Universidad de Durham.

Los investigadores, dirigidos por expertos de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de  Durham, han llevado a cabo un estudio sobre la fuerza de la tierra apisonada, que está creciendo en popularidad como un método de construcción sostenible. Al igual que un castillo de arena necesita un poco de agua para poder ser trabajada, los ingenieros de Durham descubrieron  que la resistencia de la  tierra apisonada depende en gran medida de su contenido en agua. Tapial es un material manufacturado compuesto de arena, grava y arcilla, que se humedece y luego se compacta para la construcción de muros. La investigación, financiada por la Universidad de Ingeniería y Ciencias Físicas Research Council (EPSRC) y publicado en la revista Geotechnique, demostró que un componente importante de la fuerza de tierra apisonada depende de la cantidad de agua presente. Pequeñas muestras cilíndricas de tierra apisonada se sometieron a "pruebas triaxial" - donde las presiones externas son aplicadas a un modelo de comportamiento del material en una pared. Los investigadores encontraron que la succión creada entre las partículas del suelo con contenidos muy bajos en agua era la causa de la fortaleza de la  tierra apisonada. La investigaciones demostraron que las paredes de tierra apisonada dejan secadas después de su construcción, y con un clima adecuado, no deben de `perder toda su agua. La pequeña cantidad de agua que permanece  es  vital  para que se mantenga la construcción a través del tiempo. Los investigadores han declarado que su trabajo podría tener implicaciones para el futuro diseño de edificios con tierra apisonada, una vez encontrada la relación entre la fuerza y ​​el contenido en agua de las construcciones. Existe un interés creciente en el uso de esta  técnica constructiva, ya que puede ayudar a reducir la dependencia del cemento en materiales de construcción (la producción de cemento es el responsable del cinco por ciento de la producción de CO2). Los materiales utilizados con esta técnica   por lo general pueden también ser de origen local, reduciendo así las necesidades de transporte. Además de informar de los nuevos diseños constructivos,  el equipo espera que sus hallazgos también puedan ayudar a la conservación de los antiguos edificios de tierra apisonada, poniendo en su lugar los métodos de protección  basados en la cantidad de agua en los mismos, lo que aumentaría su fuerza.
 Paul Jaquin, investigador del proyecto está trabajando en unión con empresas del sector, en los nuevos proyectos de construcción con tierra en todo el mundo, utilizando esta investigación para diseñar mejores edificios. El director del proyecto,  Dr. Charles Augarde, de la Escuela de ingeniería de la  Universidad de Durham , declaró: "Sabemos que la tierra apisonada puede resistir el paso del tiempo, pero la fuente de su fuerza, no se ha comprendido correctamente hasta la fecha. "Sin esta comprensión no se puede  conservar la vieja tierra apisonada o hacer diseños económicos para nuevas construcciónes. "Nuestros trabajos preliminares indican que su principal fuente de poder está ligado a su contenido en agua. "entender esto nos  acercará a la utilización de este material ecológico en el diseño de nuevos edificios y en la conservación de edificios antiguos que fueron construidos con esta técnica".
Esta técnica denominada Tapial se desarrolló en la antigua China alrededor de 2.000 AC, cuando sus habitantes utilizaban la arena con agua para construir muros de defensa alrededor de sus asentamientos , posteriormente  la técnica se extendió por todo el mundo - tal como está documentado en otra publicación reciente por los investigadores  Dr. Chris Gerrard, del Departamento de Arqueología de la Universidad de Durham , partes de la Gran Muralla de China y la Alhambra de Granada en España fueron construidos con tierra apisonada. En el Reino Unido esta técnica fue utilizada, de forma experimental, en la construcción de viviendas de bajo coste en Amesbury, Wiltshire, tras el final de la Primera Guerra Mundial.
Este método de construcción está reconocido en algunas partes de Australia y los EE.UU.. La popularidad de las viviendas ecológicas ha aumentado su popularidad gracias a  programas de televisión  como Grand Designs .El  Dr Augarde es co-director del Earth Building  del Reino Unido (EBUK), una nueva asociación creada  para fomentar la conservación, la comprensión y el desarrollo de la construcción con tierra en el Reino Unido. EBUK reúne a constructores, académicos, investigadores, arquitectos, ingenieros, fabricantes, para trabajar en áreas de interés común en el ámbito nacional y local. Tom Morton, secretario de Contrucción con tierra del  Reino Unido, dijo: "Este tipo de investigaciónes son esenciales para desarrollar una industria basada en la  construcción sostenible,. "Estas tecnologías bajas en carbono serán una realidad si unimos nuestra experiencia con la empresas implicadas en este sector. 

Traducido del inglés : Ecoaldeashakti ( Carlos Mrín)
Imprimir artículo